Levanta la voz por tu Región
Síguenos en:



Sala de Prensa

Por un archipiélago indivisible

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Desde la región Caribe hemos manifestado de forma constante nuestra preocupación por la manera como el Gobierno Central maneja los asuntos fundamentales y vitales de las regiones.

Por esta razón, encontramos relevante apoyar y valorar todas las manifestaciones a favor de los legítimos derechos que tiene la República de Colombia y en especial la región Caribe y su Departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina que, en conjunto, representa una unidad geográfica, política, económica y natural que no admite, de ninguna manera, su fragmentación.

Así 3d hentai porn
naked celebrities
naked celebrities
naked celebrities
Bbw Porn
celebrity porn
black gay
gay twinks
porn cartoon
mobile porn movies
lo entendió el ex presidente Alfonso López Michelsen quien durante su mandato desplegó una detallada delimitación de la frontera marítima de Colombia en el Gran Caribe, como ratificación contundente no solo de la soberanía colombiana sino de la confirmación, a través de tratados internacionales, de esa unidad insuperable que representa el Archipiélago para el país.

Para la región Caribe y San Andres , nuestros hermanos, extendemos el más sincero respaldo porque ellos han demostrado, sin vacilaciones, que nos une una bandera, un escudo y nuestra raza pluriétnica.

Este sentido de unidad y hermandad lo han demostrado a lo largo de la historia no solo cuando solicitaron al reino de España una pronta gestión del Virreinato que condujo a la firma de la Real Orden de 1803 que segregó al Archipiélago de la capitanía de Guatemala y lo anexó al Virreinato sino que además juraron lealtad al adherirse, voluntariamente, a la Constitución de Cúcuta de 1821.

Toda la dinámica internacional interesa a la región Caribe porque somos el rostro de Colombia y por ello no se puede permitir la división de San Andrés, no se puede permitir el rompimiento del equilibrio ecológico de este paraíso donde los raizales han conservado su hábitat de forma impecable.

Esta es la oportunidad para que aprendamos de ellos, de su comportamiento pacifista, de su respeto por el medio ambiente y también para que mostremos nuestra solidaridad y anhelos de mantener la unidad geográfica, política y económica de esta gran Colombia.

Eduardo Verano de la Rosa